La exposición El Real Club Mediterráneo y la Batería de San Nicolás ha sido inaugurado en un acto presidido por el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, que ha estado acompañado por Rafael Vidal Delgado, ex presidente del Club Mediterráneo y Coronel de Artª, DEM; Enrique Vidal de Loño, General director del Instituto de Historia y Cultura Militar y José Cervera Pery, General Auditor y Académico Correspondiente de la Real Academia de la Historia.

Previamente, se ha descubierto una placa conmemorativa en la pérgola del Club Mediterráneo, lugar en el que estaban los cañones de la batería, con las fechas en las que ocupó este espacio: 1780-1953. En el acto también han participado miembros de la Asociación Teodoro Rending, ataviados de época y que han disparado una salva de pólvora.

Finalmente, José Cervera Pery, retataranieto de Joaquín María Pery Guzmán, ha pronunciado una conferencia sobre su antepasado, “una de las figuras señeras que dejaron huella en la Málaga de las primeras décadas del siglo XIX”. Su obra más emblemática fue el faro del puerto de Málaga, más conocido como la Farola, que le fue encargado en 1816. “La nueva obra implicaba el establecimiento de un fanal giratorio en la punta del muelle de levante para evitar los accidentes que con lamentable frecuencia ocurrían en aquella bahía. Con su habitual eficacia y laboriosidad, y tomando como referencia todos los de su tiempo ideó una torre de sólidos cimientos con un cuerpo troncónico de 21,64 metros de alto y 9,8 metros la base coronada por un torreón cilíndrico que sostenía una linterna atirantada. La óptica giraba una revolución por minuto y estaba formada por tres lados, en cada uno de los cuales se instalaban siete quinqués que quemaban aceite de oliva. Cada quinqué estaba reforzado con un reflector parabólico de planta, finalizado al año siguiente con un total de 33 metros. Este faro es el único con nombre femenino, quizás por la coquetería de su belleza. Popularmente se cree que es el resultado de la semejanza de la estructura inferior con las faldas de un traje de faralaes, además de estar todos los faros del mundo enamorados de ella.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *