En un acto celebrado este domingo por la noche junto a la piscina olímpica en el que también se le concedió el premio Sirena 2018 a la remera Teresa Díaz

El lateral oeste de la piscina olímpica del Club fue el punto de encuentro para los mejores deportistas del RCM durante este curso. Todos fueron desfilando durante la noche de este domingo caluroso para recoger sus distinciones. Campeones. Desde aquellos que más han destacado en sus diferentes disciplinas a quienes han ganado los Torneos Sociales, pasando por reconocimientos particulares a socios cuya calidad en el ámbito atlético y humano coinciden con los valores de esta institución.

La improvisada sala de trofeos al aire libre contó con una numerosa asistencia. Mientras el periodista Antonio Rengel, moderador del acto, iba llamando a los premiados, los jóvenes Jorge de Torres y Laura Ramos navegaban en la piscina sobre un optimist y un skiff respectivamente. Una estampa hermosa.

El presidente del Real Club Mediterráneo, Eduardo Cestino, estuvo acompañado en el acto por sus compañeros de la Junta Directiva Luis Portero, Santiago Jiménez, Esperanza Martín, Francisco Márquez, Juan Carlos Marfil, Francisco Cabrera, Manuel Fajardo, Álvaro Abad y Santiago Souvirón. “Es una alegría ver que un grupo de gente tan deportistas sustentáis el Club”, agradeció Cestino a los asistentes antes de empezar a colgar las medallas, con la colaboración del resto de directivos, a los campeones. 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

GALERÍA DE FOTOS

 

La primera parte del evento sirvió también para rendir un homenaje a los deportistas del RCM que más han destacado este curso en cada sección, según sus entrenadores. Esos han sido los casos de la tenista Laura de Torres, el regatista Miguel Jiménez, la triatleta Ana Guzmán, el jugador de frontón Curro Rivera, la nadadora Claudia Domínguez y el jugador de pádel Paco González. También el de los equipos de remo (juvenil masculino del 8+ olimpico y banco fijo) y de fútbol (benjamines).

Pádel adaptado

Posteriormente, y como novedad en esta ocasión, se quiso tener una especial consideración con 16 jugadores de pádel adaptado. Alumnos de la Fundación Palas para Todos, a los que gracias a la iniciativa impulsada hace cinco años por las monitoras del RCM, Elsa y Nini, se les estimula a través del pádel pese a sus barreras. Superan sus límites. Este reconocimiento se lo llevaron Javier Paniagua, Jacobo Leitterman, Yolanda Rodríguez, Rafa Martín, Marina Ruiz, Rocío Ramírez, Saray Gutiérrrez, Carlos Bahía, Patri Sosa, Juan Ignacio López, José Antonio Gallardo, Agustín Porras, Marta Barceló, Rocío López, Guille Leitterman y Antonio Reyes.

También se aprovechó la oportunidad para colocarles la corona ateniense a los corredores más rápidos de la pasada edición de la Subida al Castillo. Una tradición que perdura y con la que Santiago Jiménez Hernández, que da nombre a la prueba, acompañado de su hijo Santiago Jiménez Moreno, quiso condecorar a Fernando González y María José Sánchez.

Torneos Sociales

Llegaría el turno después para los ganadores y finalistas de los Torneos Sociales que se han venido disputando en el mes de julio y cuya última final, de pádel, terminaba escasos minutos antes de la entrega de los premios. Un total de 400 socios del RCM han competido en algo más de cuatro intensas semanas de competiciones internas. Las disciplinas en juego en las categorías adultas han sido cinco: dominó, frontón, pádel, tenis y fútbol.

Los vencedores de los Torneos Sociales RCM 2018 han sido Santiago Jiménez y Cristobal Peña, en dominó; Félix Ruiz del Portal y Antonio Manuel Díaz (absoluto), Coco y Álvaro Abad (padres e hijos), Félix y Félix Ruiz del Portal (padre e hijos sub-15), en frontón; Rocío Carrera y Ana García (open B femenino), Álvaro Román y Abraham Gómez (open B masculino), Jorge Palacios y Paula Rubio (mixto B), Rocío Denis y Nando Hermana (mixto A), Rocío Denis y Teresa Díaz (open A femenino), Manuel Bustamante y Pascual López (open A masculino), en pádel; Ana García (absoluto femenino), José Luis Gómez (veteranos), Pascual López (absoluto) y Álvaro Román y Abraham Gómez (dobles absoluto), en tenis; y el equipo azul, en fútbol.

Dos distinciones especiales

Para el final del acto, cuando la noche empezaba a cerrarse, se dejaron dos galardones especiales. El primero de ellos consistió en un reconocimiento de Cestino al socio Robert White. Un británico de nacimiento y malagueño de adopción, con más de treinta años de antigüedad como miembro del RCM, y cuya labor desinteresada con los niños y adolescentes de la escuela de fútbol de esta casa ha visto su recompensa con el nutrido grupo que ha conseguido fraguar con el paso del tiempo.

Para el final se dejó el tradicional nombramiento de la Sirena. Una costumbre que comenzó hace 60 años y que aún perdura. En esta ocasión la distinción fue a parar en la sonriente remera Teresa Díaz. Una joven que auna los valores que siempre ha defendido este Club. Una gran deportista, hasta seis veces Campeona de España, estudiante modélica y una persona ejemplar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *